Tuesday, 26 July 2016

¿Deberíamos eliminar “offshore” en “banca offshore”?





La atención desmesurada que ha rodeado a las filtraciones de los Papeles de Panamá se ha desvanecido casi totalmente. Simplemente busque las filtraciones de los Papeles de Panamá en Google, vaya a la sección de noticias y fíjese en las fechas – verá lo que queremos decir.

La falta de noticias en torno a las estructuras offshore no significa que no haya habido consecuencias: El daño ya está hecho, y gobiernos de todo el mundo están haciendo cambios.

La conclusión que podemos sacar de toda esta atención mediática es esta: Habrá un control más estricto sobre las empresas y cuentas bancarias offshore, pero las estructuras offshore se mantendrán.

Tan solo digamos que la formación de sociedades y banca offshore se ha hecho popular, y en parte gracias a la cobertura de los medios de comunicación. Una cosa es segura, hay una tendencia imparable que continúa emergiendo, a pesar de las leyes y reglamentos relativos a la banca offshore: La internacionalización.

Internacionalización vs. Globalización

Hemos oído hablar mucho de la globalización, pero la internacionalización es una tendencia del futuro que no debe pasarse por alto. Ambos términos se utilizan a menudo indistintamente, pero en realidad, son totalmente diferentes. Conocer la diferencia es importante, de modo que tómese un momento y siga leyendo, por favor.

Lo primero es lo primero, vamos a echar un vistazo a la diferencia entre la globalización y la internacionalización.

La globalización es esencialmente una integración económica global, que permite el libre comercio y el libre movimiento de capitales. Las fronteras económicas nacionales se borran y se fomenta considerablemente el comercio internacional. Sin embargo, la complejidad de los problemas mundiales - los cambios climáticos, los recursos limitados, y otros asuntos sociales - hace que sea más un ideal que una realidad.

La internacionalización, por otro lado, es una tendencia emergente del futuro que muestra la creciente importancia del comercio internacional, las relaciones, los tratados y las alianzas entre las naciones del mundo. Hoy en día, la internacionalización se materializa a nivel personal. No es sólo la relación entre los países, sino también una relación entre los ciudadanos de los países, en forma de B2B y B2C, incluso C2C (peer-to-peer).

Así que, de hecho, globalización e internacionalización son bastante diferentes: La globalización tiene un propósito, la economía global, mientras que la meta de la internacionalización es que cada jurisdicción, e incluso cada persona, sea autosuficiente y comercie de acuerdo con lo que tenga y necesite para mejorar la economía de todos y cada uno de ellos. En otras palabras, la internacionalización es una respuesta a la globalización.

Más información acerca de la diferencia aquí: https://www.globalpolicy.org/component/content/article/162/27995.html

Tendencia hacia la internacionalización de los activos

El impacto de la tendencia hacia la internacionalización es generalizada: Un consumidor en, por ejemplo, Malasia puede hoy en día hacer una compra a una empresa en Francia utilizando las nuevas tecnologías (internet, aplicaciones móviles, etc.). Una empresa en el Reino Unido puede hacer negocios con otra empresa en China (por ejemplo, importación de bienes).

La banca offshore es uno de los "productos" que está siendo "objeto de comercio". Un banco no solo presta servicios a clientes locales, sino que también presta servicios a clientes extranjeros. Y no sólo eso, el aumento de la movilidad de las personas con fines individuales y empresariales hacen que la banca (y la formación de sociedades) offshore sea una solución conveniente que ofrece muchísimas ventajas.

Por desgracia, los gobiernos del mundo quieren regular esto debido al mal uso de las estructuras offshore, a expensas de los que las utilizan para proteger sus activos de manera correcta. Algunos gobiernos, como los EE.UU., adoptan una política fiscal global que significa que cualquier ingreso que usted tenga en cualquier jurisdicción será gravado como corresponda. De manera similar, otros países grandes, incluyendo la UE, quieren tener más control sobre lo que las empresas e individuos hacen con sus activos.

Con el impulso de regulaciones como la ley FATCA, el IAI (intercambio automático de información), etc., la idea de autosuficiencia parece que ya no se considera importante.

Sin embargo, como hemos mencionado anteriormente, los medios de comunicación han arrojado algo de luz sobre la banca offshore y todo lo que está relacionado con ella, incluyendo la internacionalización. Junto con la importancia creciente de Bitcoin y otras criptomonedas, la internacionalización se convertirá en algo cada vez más predominante, a pesar del control impuesto sobre los productos, políticas y servicios financieros que hacen esta tendencia posible.

¿Deberíamos eliminar “offshore” en “banca offshore”?

Llevar la etiqueta "offshore" resulta hoy en día más desfavorable que nunca.

Por definición, significa "hacer, tener sede, o realizar negocios en el extranjero, sobre todo con el fin de aprovechar costes más bajos o regulaciones menos estrictas". Esta es una explicación acertada de la palabra. Sin embargo, hoy en día, offshore parece significar "ilegalmente y sin ética hacer, tener sede, o realizar negocios en el extranjero, sobre todo…" Ya entiende lo que queremos decir.

Fíjese, una cuenta bancaria offshore es tan solo eso, una cuenta bancaria. Una empresa offshore es tan solo eso, una empresa. Esas estructuras son simplemente las mismas que las estructuras que tenemos en nuestro país. Tener sede en una jurisdicción que es más estable política y económicamente, y que además tiene leyes y regulaciones más adecuadas para sus activos que aquellas de su país de residencia, no significa que todo lo relacionado con el mundo offshore debería ser prohibido.

La idea de la internacionalización es ser ingenioso y aprovechar las ventajas ofrecidas por algunas jurisdicciones en particular para asegurar sus activos, por una sola razón: Porque usted puede. Legalmente. Eso es todo.

Una buena forma de describirlo es: Imagine que tiene el antojo de comerse una hamburguesa. El restaurante A está a 5 minutos andando de su casa, y el restaurante B está al otro lado de la calle, a 10 minutos de distancia. El restaurante B es mejor y más barato que el restaurante A. A algunas personas les merece la pena un trayecto adicional de 5 minutos para conseguir una hamburguesa con mejor relación calidad-precio. Si usted no está entre ellos y prefiere comer en el restaurante A porque está más cerca de su casa, simplemente hágalo, pero no tiene sentido impedir a los demás ir al restaurante B. Ambos son hamburgueserías, y el gusto de cada persona es diferente.

Esa es la idea de trasladar sus activos a jurisdicciones offshore. Que (debería ser) una elección personal, y puede ser tan legal y tan ético como pueda serlo en jurisdicciones onshore.

Conclusión

¿Deberíamos eliminar “offshore” en “banca offshore”? Para nosotros, no importa demasiado; pero "quiero abrir una cuenta bancaria en Zurich" suena mejor que "quiero abrir una cuenta bancaria offshore en Zurich". Lo primero suena un poco más ético que lo segundo.

Pero esto es lo más importante: La internacionalización de sus activos. Usted debería ser capaz de elegir establecer un negocio, un banco para su dinero o invertir sus activos en cualquier parte del mundo.

Hoy en día se puede viajar a cualquier lugar del mundo, legalmente; sus activos deberían poder hacer lo mismo, ¿no le parece?